Ismael Vargas

Barroca y atenta a su escenario, la escultura de Ismael Vargas rendirá homenaje permanente a la “Villa maicera”, recordando el pasado de una zona hoy repleta de rascacielos. “Es un objeto aislado que, como los edificios, también rememoran a las milpas. Me gustaría provocar en las personas que la vean un silencio, porque me parece que hay demasiado ruido y velocidad”, explica el maestro.

“Mi trabajo es la intención de un mantra, por eso repito varias veces los objetos. Maíz pretende bajar el ritmo de quien la vea para que otra vez vuelva a sentir el latir de su corazón. La escultura no es sólo para verse, también para vivirse, para penetrarse”

Sobre Ismael Vargas: (Guadalajara, 1947). Su obra abarca pintura, escultura, instalación y el arte objeto, además de trabajo en orfebrería y escultura vítrea. Su primera exposición individual se realizó en la Galería OPIC, de Ciudad de México en 1968. En otros espacios de proyección nacional e internacional como la Galería Eduard Munch en Ciudad de México (1972). Polyforum Cultural Siqueiros en 1975. Galería Arvil en 1977 y Museo Carrillo Gil en 1979 en Ciudad de México. También en el Promoción de las Artes en 1980, Galería Miró en 1981. Galería Arte Actual Mexicano en 1983, 1993 y 1998, espacios de Monterrey.

Ismael Vargas
Foto: Cecilia Santos

En 1982 formó parte de la colectiva Pintores Contemporáneos de México, en el Security Pacific National Bank en Estados Unidos. El Museo Arqueológico del Banco del Pacífico, en Ecuador, en 1985. Museo de Arte Moderno de la Ciudad de Panamá. Galería Madeleine Hollander, Guayaquil, Ecuador, en 1986; en la Jansen Perez Gallery, San Antonio, Texas, Estados Unidos, 1993. Museo de Arte de Zapopan en Jalisco en 2008, entre muchas otras muestras, incluyendo países como Japón y España. Se organizó una gran retrospectiva de su obra en el Museo El Centenario, San Pedro Garza García, Nuevo León, México, en 2012.